Los Samadhi del Sábado | Ep.34

Los Samadhi del Sábado | Ep.34

Los Samadhi del Sábado – «Libertad, Igualdad, Fraternidad»

Es necesario volver a Fénelon para encontrar los orígenes del concepto de Fraternidad, asociado con la Libertad y la Igualdad, que son el lema de la República Francesa. Pero, curiosamente, no fue hasta 1958 que la Constitución introdujo esta tercera definición del espíritu nacional en el artículo 2 y fue reconocida como principio constitucional el 6 de julio de 2018. Es cierto que lo que no está representado tiene tanta presencia simbólica como lo que se evoca y que, desde el 14 de julio de 1790, el pueblo de Francia había forjado los lazos de fraternidad que marcaron la fiesta de la Federación y luego, en 1848, la introducción del sufragio universal, y el camino de los encuentros con las diferencias.
 
Sin embargo, y, curiosamente, mientras que, hasta hace poco, yo no sabía cuál era el número de jugadores que conforman un equipo de fútbol, los partidos del Mundial y los magníficos Juegos Panamericanos de Lima me han permitido descubrir cuánto y por qué la hermandad es una dimensión fundadora del esfuerzo de tribus y pueblos divergentes para formar una Nación, cuyos habitantes no necesariamente comparten las mismas convicciones. De hecho, a menudo hoy en día, sólo durante un desafío deportivo internacional, podemos sentir cómo, de repente, el egoísmo y el afán por los beneficios inmediatos dan paso al compartir una lucha contra el materialismo colectivo, la búsqueda de un referente simbólico que nos trascienda, nos lleve más allá de las fracturas.
 
Por supuesto, esta «hermandad » que lleva en alto los colores y sonidos de nuestros orígenes no nos permite detectar lo que es perturbador, conflictivo en la exploración de las tierras cambiantes de la fraternidad, tan pronto como el ciudadano medio se reencuentra atrapado en un embotellamiento en el centro de Lima.
 
Este «nosotros» momentáneo que se teje contra los «otros» se parece extrañamente a la solidaridad que se forja después de un desastre natural, exilio forzado o terremoto. Una economía de gratuidad se establece tanto más rápido cuanto el peligro o desafío es grande. Desaparece también tan pronto como se elimina el peligro y la reconstrucción de cada uno se convierte en un asunto altamente arriesgado y personal y la solidaridad se derrumba en los meandros de la administración regional y la ayuda mutua internacional.
 
Las cualidades altamente viriles de la fraternidad nunca han encontrado su equivalente femenino, ya que el término «sororidad» utilizado durante mucho tiempo por los movimientos ultra feministas en la década del 1970 no tiene otra equivalencia con la «fraternidad» que buscar justicia para la igualdad de derechos humanos y la paridad. ¿Podría ser porque las mujeres han estado confinadas durante mucho tiempo a las tareas de supervivencia de la familia y lo siguen siendo en una gran parte del planeta? Quizás también sea porque librarse del Complejo de Edipo y la relación con el “Poder” es un ejercicio personal más complejo para el género femenino.
 
Por lo tanto, la cuestión es neutral, en términos de género, pero universal y compartida por todos los pueblos de la tierra que conscientemente o no buscan un ideal que los sobrecoja, que supere su pequeña o gran vida, la mediocridad y la rivalidad de sus relaciones humanas, la envidia de su vecino, los celos del prójimo o la pérdida del sentido de su vida diaria.
 
En una era de globalización irreversible que todos los pueblos de la tierra compartimos a ritmos lamentablemente muy divergentes, este impulso lleno de calidez y entusiasmo que estalla espontáneamente entre comunidades rivales o exclusivas ¿no es un signo de búsqueda, una necesidad de recrear una paz civil que reaviva ciertos valores, un mito fundacional que dé a todos la oportunidad de superarse a sí mismos, lo que el poeta peruano Antonio Cisneros llamó » ¿Trascendencia? »
 
Marie-France Cathelat 14 de septiembre de 2019
(*) Fénelon: Las aventuras de Télémaque

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *